fbpx

Soy Experto en Fracasos y Especialista en Resurrección

Jhon Darwin Herrera - Mentor de Emprendimiento

Durante muchos años de mi vida algunos cuestionamientos me hacían sentir muy incómodo y algo avergonzado, especialmente los que tenían que ver con ¿Quién soy yo? ¿Qué hago? ¿Cuál es mi profesión u oficio? ¿Actividad a la que me dedico? 

Pero una pregunta en especial me quitaba el sueño: ¿Para qué soy realmente bueno?

Siempre tuve un perfil tan polifacético como impredecible. Hoy día estas respuestas son mis herramientas más poderosas, no mi talón de Aquiles (pensamiento clásico del siglo pasado que definía como una persona inestable y de poco fiar a quien se dedicaba a muchas actividades) hoy lo sostengo con mucho orgullo (sin vanidad), pues de todas las facetas de mi perfil he logrado hacer un medio de vida, haciendo lo que sé y lo que me apasiona.

Fui desde muy temprana edad atleta, tenista, corredor y jugué vollelyball como profesional para la liga nacional de las fuerzas armadas de mi país (a pesar de mis 1.73,5 cm – y hago valer esos 0,5 cm – a la final todo cuenta), el deporte ha forjado mucho de mi personalidad; fui físico culturista, ajedrecista y a la fecha soy ciclista de montaña y viajo por el mundo, dentro de mis capacidades, sobre dos ruedas.

En mis primeros pinos como emprendedor fui recolector de latas con lo que compré mi primera bici, vendedor de sándwiches con lo que compré mi primer auto a los 16 años, y con el tiempo me desempeñé como docente de inglés, director y fundador de una escuela de idiomas, dueño de un bar, importador y distribuidor de mercancía que traía de Asia y centro América, periodista, redactor, escritor, guionista, realizador audiovisual, documentalista, editor, montajista, fotógrafo digital, arrastra cables, ejecutivo senior, productor ejecutivo, gerente de cuentas, CEO y fundador de varias compañías de entretenimiento, publicidad, BTL, producción audiovisual y  educación, incluso fui chofer de limosina y practico la quiromancia.

De todos mis emprendimientos puedo decir que lo logré, viví muchos años de ellos y aún lo sigo haciendo.

No soy un hombre exitoso ni mucho menos, sin embargo, tengo algo muy especial, conozco el fracaso desde todos los aspectos posibles y como dice una de mis personas favoritas, “no solo he fallado, he descubierto 10.000 formas en que las cosas no funcionan”

Alguna vez escuché hablar de mí y se decía que yo era bueno para “hacerle dinero a los demás”, en general ese concepto podría tomarse como algo despectivo y peyorativo, pero yo lo vi, mucho tiempo después, como uno de mis más poderosos talentos, así que hoy a los 43 años de eso vivo ¡hago feliz a las personas!

Todo empezó un día cuando me vi obligado a responderme ¿para qué soy realmente bueno? escarbé dentro de mis talentos y habilidades, y salió lo siguiente.

Siempre fui muy hábil con la palabra, mi papá solía decir que yo “embolataba a un duende”.

Desde muy joven se me dio bien el escribir, de hecho, vivo de eso.

La imagen es mi gran pasión, el cine, la dirección y la fotografía, pasiones y conocimientos con lo que forjé una de mis primeras compañías.

Soy un emprendedor serial y obsesivo, de hecho, no sé porque soy de esas personas que no saben como darse por vencido.

Como mencioné, fui atleta la mayor parte de mi vida hasta que sufrí una gran frustración física luego de fracturarme una rodilla y quedar discapacitado por 3 años, pero una vez más resurgí de las cenizas, en eso soy especialista, y el ciclismo me sacó de lo “profundo de la oscuridad”.

Como docente de inglés y literatura, fundé mi primera empresa, la cual sufrió de exceso de éxito y de inmadurez administrativa, sin embargo, me abrió las puertas al mundo corporativo y de las inversiones.

Soy investigador innato y mi hábito de leer a las personas me ha dado reconocimientos nacionales e internacionales, en el 2008 fui reconocido como el mejor documentalista de medio ambiente y un par de honores más por la producción de documentales de tipo antropológico y humanístico.

Todo lo anterior hacen parte de la lista de mis habilidades, pero yo quería saber cuál era mi verdadero talento, mi sello personal y aunque no fue nada fácil, finalmente lo encontré: INSPIRAR, eso es lo que más amo hacer y de paso lo que mejor se me da. Que lo haga bien o mal es otra discusión.

Inspirar es mi estandarte de guerra y a mis 43 años, a los que llamé “el primer año de mi vida”, decidí combinar mi mejor talento con mis habilidades y sobre ellos construí mi proyecto de vida.

INSPIRAR A LAS PERSONAS PARA QUE HAGAN DINERO A PARTIR DE SUS CONOCIMIENTOS Y DESTREZAS.

NO HAY NADA MÁS RENTABLE QUE LA FELICIDAD Y SI QUIERES LOGRAR ALGO EXTRAORDINARIO DEBES HACER ALGO SUPER EXTRAORDINARIO.

Este es mi principio fundamental.

Así que como nada es casual, si llegaste hasta estas líneas, con todo cariño te agradezco y a cambio te ofrezco todo lo que he aprendido de mis victorias y fracasos para que tu vida sea sustancialmente mejor, desde el desarrollo personal como desde el emprendimiento.

No necesariamente tienes que hacer lo que recomiendo en este blog, sin embargo, es muy probable que encuentres una oportunidad detrás de tus propias ideas e iniciativas, mis palabras solo serán un pequeño impulso para lograr tu momentum, el crédito a la final será todo tuyo, pues serás tu quien tome la decisión al final del día.

Incluso, si nada de lo que encuentres en este blog te funciona, igualmente te habré inspirado a que no me sigas, sino a que confíes mucho más en ti mismo, y en definitiva se habrá cumplido el objetivo principal.

Todo el poder está dentro tuyo y la diferencia de lograrlo o no, la marca un solo verbo: HACER!

Así que no solo te doy la bienvenida, sino que te agradezco el hecho de permitirme tocar tu vida y es mi deseo inspirarte a sacar lo mejor de ti.

Jhon Darwin Herrera